Conectarse

Recuperar mi contraseña


CIENCIAS OCULTAS

Ver el tema anterior Ver el tema siguiente Ir abajo

CIENCIAS OCULTAS

Mensaje por Drark el Mar Jun 08, 2010 8:27 pm

CIENCIAS OCULTAS:

*Las Escuelas de los Misterios están integradas por hombres y mujeres iluminados, que han
sido aceptados junto a los inmortales. Alcanzar esta posición superior requiere una suma
de trabajo preparatorio casi inconcebible; pues el hombre que quiera confraternizar con
estos avanzados ejemplares de la humanidad, debe elevarse hasta su mismo plano.
Antes de que el candidato esté en situación de comenzar sus estudios de filosofía ocultista
(que, si son completados con éxito, culminarán en su condición de discípulo y en su final
admisión en los Misterios), deberá primero poner las bases familiarizándose con
determinados sistemas de ética y conquistar un conocimiento por lo menos aceptable, de
varias artes y ciencias concretas.

* El candidato debe comprender el valor de la educación. Si bien el ignorante puede
ser capaz de desarrollo espiritual, persiste el hecho de que el progreso ético se ve
gravemente retardado por el desconocimiento de las artes y ciencias prácticas. Al
desconocer el gran valor de la disciplina. Pitágoras exigía capacitación en la música, las
matemáticas y la astronomía, a todos los candidatos que desearan ser admitidos en su
escuela.

* El candidato debe comprender la importancia de la continuidad. La maldición del
mundo moderno estriba en su incapacidad para concluir las empresas que comienza. No es
posible conquistar el éxito en el mundo material sin un desarrollo, por lo menos razonable,
del poder de continuidad. Esto mismo vale para las cuestiones referentes al ocultismo. Una
y otra vez, esa persona se desvía y ensaya un nuevo camino, cuando unos pocos pasos más
en la senda antigua, le hubieran acercado a la meta. El desarrollo ocultista es un proceso
extremadamente lento. A menudo son imperceptibles los resultados del tiempo y la
energía empleados. Esto produce desaliento, el candidato abandona la lucha, considerando
que la tarea que tiene por delante es desesperante. El desaliento es una de las tentaciones
que los Misterios ponen en el camino del candidato, pues en cuestiones espirituales, aquel
que puede ser desalentado no merece ser animado. Es por medio del desaliento que se
eliminan las mentes mediocres, pues sólo quienes, año tras año, luchan persiguiendo un
mismo fin, tanteando en la oscuridad, pero con perfecta y recta fe, merecen entrar al
Templo.

* El candidato debe reconocer sus deudas con la sociedad. Si en su afán por
desarrollar su naturaleza espiritual, el candidato descuida las tareas cotidianas que le han
sido asignadas en el mundo material, no alcanzará jamás la verdadera espiritualidad. Cada
individuo que nace al mundo físico tiene obligaciones, que si no son asumidas por él,
deben recaer sobre otros. Entre los hindúes, por ejemplo, la deuda que el brahmín contrae
con la raza que le dio nacimiento, es muy profundamente sentida. Esta deuda no queda
saldada hasta que el brahmín tiene a su vez un hijo varón, al que prodigará los cuidados y
atenciones que antes recibiera él de sus padres.

*El candidato debe conocer la importancia de las motivaciones. Solamente quienes
emprenden el estudio del ocultismo con los móviles más elevados y desinteresados,
pueden aspirar al éxito en esta ciencia superior. En la época actual, casi todas las personas
tienen motivaciones ulteriores, deseamos el poder, para ser reconocidos como poderosos,
aspiramos a la sabiduría, para que se nos salude como sabios; frecuentamos a las personas
importantes, en la esperanza de poder llegar a brillar un poco con el reflejo de sus glorias;
buscamos la virtud para que los demás digan de nosotros: "¡allí va un hombre piadoso!".
Aquéllos que estudian ocultismo, esperando mejorar su condición material, fracasan
totalmente.
Antes de que quien emprende el estudio de las ciencias místicas, lo haga en la creencia de
que añadirá dignidad a su posición, o peso a sus arcas, debería analizar, por unos instantes,
la posición social, financiera y mundana de quienes, en el pasado, han sido considerados
como exponentes del ocultismo y de la filosofía. Reparemos en Jesús, crucificado, Buda
fuera de contexto para su tiempo y rechazado por su propio pueblo, Cagliostro,
languideciendo durante largos años en prisión; en Marshal Ney, un exilado que vivió bajo
un nombre falso; en Abbe Villars, a quien mataron por haber escrito su Historia de los
gnomos. Son éstos, sólo algunos pocos ejemplos de las recompensas que otorga el mundo
a quienes procuran educarlo.
No debemos olvidar que el empleo del ocultismo para el logro de fines personales
constituye la magia negra.

* El candidato debe apartarse de toda clase de psiquismos y fenomenalismos. El
propósito fundamental del ocultismo no consiste en dotar al discípulo del poder para ver
auras, elementales, o corporizaciones mentales. Tampoco se interesa en los procesos de
poner en comunicación a los muertos con acongojados parientes, en el plano material. El
ocultismo es, en primer lugar, una filosofía ética; en segundo lugar, es una ciencia
práctica. A medida que el candidato obedece las leyes que le son impuestas por los
Misterios, y a medida que se aplica al desempeño de los nuevos deberes que asume,
gradual y subsecuentemente, desarrolla las diferentes partes de su ser. Sus facultades se
sensibilizan tanto, que en cada tramo de su desarrollo puede ver, aquello que le resulta
esencial, y percibe lo que necesita percibir. La clarividencia es una consecuencia y no una
causa.

CONCLUSIONES MASONICAS:
Frente a lo expresado:
El iniciado debería tener siempre en cuenta que una sola virtud no es suficiente para crear
un santo, no interesa la excelencia de esa sola virtud. El hombre debe evolucionar
simétricamente: su corazón, su mente, y su cuerpo, deben coordinar y complementarse
mutuamente. Debe lograr la condición de equilibrio mental, espiritual y físico. Si la mente
se superdesarrolla, surge el científico; si domina el corazón, aparecen el fanático religiosa
y el sentimental; si predomina la naturaleza física, se produce inevitablemente, el
materialista. Solamente cuando estas tres partes se unen en la glorificación de la naturaleza
divina - la unidad compuesta - el filosofo espiritual se convierte en una realidad.
En las sociedades secretas se debe comprender que la aplicación de términos comerciales a
los conocimientos secretos, es una directa prostitución de la más sagrada de todas las
ciencias. Los secretos activos jamás deben mezclarse a ninguna forma de mercantilismo.
No tienen valor comercial. Por secretos activos queremos significar el conocimiento que
debe ayudar al individuo para desarrollar personalmente, a través de procesos ocultos pero
científicos, las fuerzas o facultades latentes de su propia naturaleza. Estos procesos no
deben, no deberían, y no pueden ser, comprados o vendidos.
"Es mi palabra Venerable Maestro."
5. BIBLIOGRAFIA
La practica del ocultismo- Hall, Manly
El enigma de las sociedades secretas Peter Gitlitz
La raiz de la sabiduría oculta- Zerion
Biblioteca masónica el ideal Iniciatico Oswald Wirth

_________________
avatar
Drark
Admin
Admin

Cantidad de envíos : 513
Puntos : 3815
Reputación : 0
Fecha de inscripción : 10/10/2009
Edad : 28
Localización : En las sombras

Ver perfil de usuario http://tu-lado-oscuro.blogspot.com/

Volver arriba Ir abajo

Ver el tema anterior Ver el tema siguiente Volver arriba

- Temas similares

 
Permisos de este foro:
No puedes responder a temas en este foro.