Psiquismo Animal

Ver el tema anterior Ver el tema siguiente Ir abajo

Psiquismo Animal

Mensaje por Drark el Miér Jul 10, 2013 12:15 am

Los animales y sus habilidades psíquicas

Nunca han faltado, a lo largo de la historia, los relatos y testimonios sobre enigmáticos comportamientos animales que sugieren la posible existencia del psi animal.
Relatos que hablan de una notable habilidad para encontrar el camino a casa, de animales que encuentran a sus dueños en sitios adonde no habían ido nunca o que presienten la inminencia del peligro, o incluso el advenimiento de la muerte de sus amos, estando éstos separados por kilómetros.
Sin embargo es relativamente reciente el estudio de los científicos sobre tales historias, así como sus experimentos de laboratorio para determinar si en verdad existe algo como la "psi animal".
Según un artículo escrito por el investigador de lo paranormal, Robert. L. Morris, las investigaciones sugieren que el "psi puede estar presente en gran parte del reino animal".
El entusiasmo que hoy se imprime a estas investigaciones se debe en gran parte al interés por descubrir la posible existencia de facultades psi en los humanos.
Así, ciertos investigadores han sostenido que la psi puede ser más fácil de detectar en los animales que en las personas, ya que aún si los humanos la tuviesen, ésta se vería opacada por el lenguaje hablado hasta cierto punto.

Gracias en parte a los mencionados estudios, los investigadores reconocen que, al menos, ciertos animales hacen uso extraordinario de los cinco sentidos, y que hasta algunas especies poseen órganos sensores ajenos al repertorio humano: ejemplos son el murciélago, con su localización ultrasónica; los gimnotos o peces cuchillo, que generan un campo eléctrico que les permite detectar a sus presas y a cualquier criatura que penetre en él; o las serpientes de cascabel y otros crótalos, tras cuyas ventanillas de la nariz tienen detectores de calor tan sensibles que les dejan captar los menores cambios de temperatura producidos por la aproximación de otros organismos.
Según escribió en 1965 el etólogo holandés Niko Tinbergen, facultades tan desconcertantes ‹‹se basan en procesos que desconocíamos hace tan solo veinticuatro años y que en este sentido eran entonces "extrasensoriales"››.
En consecuencia, si nos ceñimos a eso, podemos afirmar con Tinbergen que ‹‹la percepción extrasensorial puede darse ampliamente en los seres vivos››.

APROXIMACIONES CIENTÍFICAS A LA 'PSI' ANIMAL

El estudio sistemático de la psi animal en USA, es en gran parte deudor de las investigaciones del desaparecido Joseph Banks Rhine, quien fue un pionero en la búsqueda de evidencias de percepción extrasensorial y otras facultades paranormales.




Durante su estadía en el Laboratorio de Parapsicología de la Universidad de Duke, Rhine dirigió bastantes investigaciones sobre facultades especiales en animales, reuniendo un archivo de 500 episodios de conductas animales que podían sugerir la presencia de psi. Del análisis de dichos episodios, en gran parte enviados por personas interesadas en el tema, Rhine extrajo cinco categorías básicas de conducta animal en las que puede considerarse que se manifiestan facultades psi.
A su parecer, esos casos parecían demostrar que los animales pueden reaccionar por anticipado al regreso de sus dueños, intuir por algún mecanismo desconocido la inminencia del peligro, y hasta conocer, con grandes distancias de por medio, que sus amos están muriendo o morirán.
Rhine creía también que ciertos animales habían mostrado una fabulosa habilidad para regresar a casa y encontrar a un ser querido al que extrañaban, estando ese ser querido en un lugar totalmente desconocido.

Parecería que eso puede explicarse por facultades normales desarrolladas más agudamente en los animales, como el olfato de los canes, pero los archivos de Rhine abundan en historias de gatos y perros que encontraron el camino de regreso sin auxilio aparente de sus sentidos normales.
Pese a todo, experimentos llevados a cabo en 1965 y 1966 en el Instituto de Investigación del hospital Rockland de Nueva York, sugieren que la posibilidad de psi animal puede ser defendida.
Aristide Esser, psiquiatra y neurólogo de Rockland, hizo construir en el hospital dos habitaciones forradas de cobre, impermeables a los ruidos y otras vibraciones. En una prueba colocó a dos perros de caza, dos beagles, en una de las habitaciones, y encerró en la otra a su dueño.
En la habitación de éste se proyectaron fotografías de animales en una pantalla, y se le indicó que disparase con una escopeta de aire comprimido sobre los animales que le hubiese gustado cazar.
Esser registró que, a medida que progresaba el experimento, cada vez que el hombre disparaba contra una imagen, sus perros ladraban y gruñían como hubiesen hecho en una cacería real, pese a que no veían ni oían a su amo.
Eso hizo pensar a Esser que los beagles podían estar en comunicación extrasensorial con su amo.

En otro experimento del Dr. Esser con cámaras forradas de cobre especialmente construidas, se puso en una de las cámaras a un bóxer, controlado mediante un electrocardiógrafo. La dueña del boxer estaba encerrada en la otra cámara, en la cual entró de pronto un colaborador de Esser, vociferando y haciendo gestos amenazadores.
Evidentemente la mujer se asustó, pero lo impresionante es que, en ese mismo momento, su perro se asustó también y, pese a no poder verla u oírla, los latidos de éste aumentaron violentamente por un periodo semejante al ella estuvo asustada.
Por último, en otro experimento de Esser, se enseñó a una bóxer y a su hija a agacharse cuando alguien levantaba un periódico enrollado.
Posteriormente se las separó, poniendo a cada perra en una cámara aislada, impermeable al sonido. Entonces el experimentador entró en la cámara ocupada por la madre bóxer y levantó el periódico que llevaba: al verlo, la madre se agachó, y en la otra cámara, al mismo tiempo, la bóxer hija también se agachó, cosa que llevó a Esser a pensar en una forma de comunicación telepática entre las perras.

Dejando a un lado los experimentos de Esser, tenemos otro todavía más impresionante que los rusos efectuaron en un submarino de guerra. Fue como sigue:
Se tenía por un lado a diez conejos, y por otra a diez conejas, cada una madre de uno de los conejos del primer grupo. Ambos grupos de conejos estaban separados por 1.200 kilómetros, y se ejercía un meticuloso control sobre cada conejo de uno y otro grupo: se controlaban los latidos, la actividad cerebral (con encefalogramas), todos y cada uno de los signos fisiológicos relevantes en el proceso.
A los conejos hijos los mataron con descargas eléctricas, a todos al mismo tiempo y, exactamente en el momento en que éstos fueron asesinados, los encefalogramas de las madres conejo registraron un súbito y palpable incremento en la tensión cerebral...

Por otra parte, se ha planteado que los animales pueden percibir pequeñas vibraciones anteriores a sismos, detectar el descenso de la presión barométrica previo a un huracán y otras cosas por el estilo.
Incluso se sabe que los peces poseen un sistema de detección de la presión muy delicado, la "línea lateral", consistente en unas protuberancias capilares encajadas en una pequeña masa gelatinosa, la cual puede ser afectada por la más leve vibración en el agua, desencadenando como respuesta una reacción en las protuberancias pilosas, en virtud de la cual el pez es advertido de cualquier vibración en su entorno líquido, cosa que puede incluir un maremoto por venir.

CASOS ANECDÓTICOS SORPRENDENTES

En 1963, horas antes de que un temblor destruyese buena parte de la ciudad yugoslava de Skopje, los animales del zoológico empezaron a rugir, a correr agitados en sus jaulas y a embestir contra los barrotes de éstas, como queriendo salir enloquecidamente...




Durante la Segunda Guerra Mundial en Europa, a veces los combatientes observaban a perros, gatos y otros animales, mirando si el comportamiento de las criaturas vaticinaba algún bombardeo.
Y es que, por ejemplo, en el contexto de los bombardeos nazis sobre Inglaterra, se cuenta que muchas personas estaban pendientes de su gato pues, si se le erizaba el pelo sin razón aparente, era señal de que habría bombardeo y habría por ende que huir al refugio antiaéreo.
Tantos han sido los casos de premonición de catástrofes por parte de los animales, que el parapsicólogo alemán, Dr. Hans Bender del Instituto de Parapsicología de Friburgo, logró reunir unos 500 informes de conductas animales que sugieren la existencia de actividad psi antes de las catástrofes.
Entre los informes reunidos, destacaba el de un pato que protagonizó un escándalo en un parque de Friburgo, unos quince minutos antes de un terrible bombardeo de Los Aliados. Gracias al "pato psíquico", centenares de personas se salvaron, acudiendo a tiempo a los refugios.
El heroico pato murió por las bombas, pero cuando Frideburgo fue reconstruida, la ciudadanía le agradeció el escándalo de aviso con un monumento.

En otro caso documentado por un veterinario, un perro que le habían dejado sus dueños en un viaje a Florida, aulló durante como una hora, justamente en el período en que sus dueños debieron enfrentar una feroz riada que los puso en peligro vital.
No menos sorprendente es el caso de una familia de New Jersey, cuyo perro se ocultó y empezó a aullar justo en los momentos en que el hijo mayor de la familia se mataba en un accidente de automóvil, a varios kilómetros de allí.
Pero el caso más impresionante, y a la vez el más espeluznante y memorable de todos, es el que aconteció con el famoso noble inglés, Lord Carnarvon, patrocinador de una expedición en 1922, dentro de la cual se encontró la tumba del faraón egipcio Tutankhamón, tumba sobre la que supuestamente pesaba una terrible maldición.
Efectivamente, cuatro meses después del descubrimiento, Lord Carnarvon murió en El Cairo. Se cuenta que en el momento de su muerte todas las luces de El Cairo se apagaron sin razón aparente, volviendo a prenderse más o menos cuando Lord Carnarvon expiró su último aliento.
Pero, y aún más escalofriante, resultó el hecho de que, en los momentos en que Carnarvon fallecía en el Cairo, en Highclere, propiedad suya situada a 3200 kilómetros en Inglaterra, su perro predilecto lanzaba aullidos de agonía, cayendo fulminado pocos segundos después...

Fuente: http://www.pasarmiedo.com/el-mas-alla/parapsicologia/2237-psiquismo-animal


Última edición por Mysterio el Mar Abr 26, 2016 7:46 pm, editado 3 veces (Razón : Corregí faltas de ortografía y di descansos entre párrafos)

_________________
avatar
Drark
Admin
Admin

Cantidad de envíos : 513
Puntos : 3816
Reputación : 0
Fecha de inscripción : 10/10/2009
Edad : 28
Localización : En las sombras

Ver perfil de usuario http://tu-lado-oscuro.blogspot.com/

Volver arriba Ir abajo

Re: Psiquismo Animal

Mensaje por kentsteelboy el Miér Oct 30, 2013 4:39 pm

¡Wow...! Todo esto me parece sumamente increíble pero verídico, y si, por poner otro ejemplo es de andar a caballo y si hay algún peligro eminente el caballo puede llegar a avisar a su dueño.
Los casos mas comunes se suceden en los animales domésticos pequeños como perros, gatos, aves y otros. No sé si alguno de ustedes llegó a saber del misterioso pulpo que según dicen "anticipaba" los maremotos o algo así.

Personalmente pienso que nosotros poseemos habilidades, dones o como le quieran llamar, que se han ido perdiendo con el paso del tiempo y la evolución de la humanidad, tales como percepción extrasensorial, al que muchos otros asocian como una habilidad proveniente del sexto sentido, regeneración de las extremidades de nuestro cuerpo, tal como sucede en algunos reptiles, por que si es cierto que en nuestra piel se sucede la regeneración celular, por que sonaría tan descabellada la idea de poder regenerar algún miembro que se haya perdido?
Y que conste que no lo digo solo por el caso del DR.CONNORS en Spiderman. Pero bueno, supongo que esto lo podríamos plantear en otro tema para no salirnos.

Hay muchísimas mas cosas de las que hablar, pero les dejo con un hecho factible, el cual lo creo firmemente:
En un pueblo, dentro del estado de Guerrero, México, vivía un hombre con su familia (madre, hermanos, hermanas, y quien sabe si su familia propia).
También tenía un perro, o quien sabe si mas. Bueno, resulta que una noche en que esta persona iba a acompañar a un amigo a batirse con alguno de sus enemigos, ya para partir, iba a buscar a su perro para que los acompañara, pues iban hasta otro pueblo. Entonces fue cuando su perro empezó a mostrar un extraño comportamiento; empezó a ladrar y a aullar sin cesar de una manera que le pararían los pelos de punta a cualquier persona que viviera en la ciudad.

Sin embargo estos amigos eran valientes y aún así tenían ya tomada la decisión, hasta que otros perros empezaron a sumarse los ladridos y aullidos, y como si fuera poco una voz espectral se dejó escuchar, a lo cual, nuestro protagonista de la historia rechazó la idea de proseguir con tan temeraria aventura, pues la voz había pronunciado su nombre.
Le dio mas que razones a su amigo, se despidió y se marchó a su casa con un escalofrío helado.
No sé si el otro amigo prosiguió o no, pero nuestro protagonista al llegar contó los hechos tal cual sucedieron.

Una semana después aproximadamente recibió un disparo en el costado derecho de tal magnitud que el impacto abrió por la espalda. Había escrito esta segunda historia en una libreta que tenía en cuando vivía en USA, pero desafortunadamente la dejé cuando me mudé a Sudamérica, así que espero mi hermano la conserve aún, en todo caso la reescribiré en estos días que nos mudemos mi esposa y yo y no tenga Internet.
Para entonces espero que se abra una sección aparte para escribir Historias, experiencias y leyendas, etc. para poder subirla y así poder compartir todo esto unos y otros. Ahí publicaré esta historia. Bueno,saludos y que tengan una buena tarde.


Última edición por Mysterio el Mar Abr 26, 2016 3:42 pm, editado 3 veces (Razón : Corregí ortografía y di descansos a los párrafos)
avatar
kentsteelboy
Seguidor de lo oculto
Seguidor de lo oculto

Cantidad de envíos : 29
Puntos : 1543
Reputación : 0
Fecha de inscripción : 23/10/2013
Edad : 32
Localización : Konoha,Land of Rain.

Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

¿COMO SABEN LOS PERROS QUE OLOR TIENEN QUE BUSCAR?

Mensaje por Mysterio el Mar Abr 26, 2016 4:01 pm

No todo es nariz, a pesar de lo que ésta información lo afirme. También tiene qué ver la psique de los perros para poder encontrar a una persona en particular.
A los perros que detectan cualquier tipo de elemento odorífero, ya sea una persona, droga, explosivo, en fin, se les enseña a asociar un olor determinado a un premio.
El perro aprende que, una vez que ha localizado ese determinado olor y lo señala, recibirá el premio.

En el caso de las personas sepultadas la capacidad olfativa del perro es impresionante, no sólo para percibir olores incluso en ínfimas cantidades, sino para discriminar entre esos olores. Instintivamente sabe separar todas las partículas odoríferas y hasta clasificarlas.
Pero esto es a base de percepciones extrasensoriales, ya que los canes ven más allá de lo evidente, y usan su olfato para seguir esa pista.
Luego, a través del entrenamiento, se le condiciona a que únicamente recibe el premio al hallar determinado tipo de persona, ya sea viva, oculta, tumbada, en una posición "extraña", etc.
Así, los perros aprenden a buscar una persona a la que no ven, alguien oculto, tumbado... Y se les enseña a obviar a las personas que caminan por la zona o están de pie en el escombro.

Hay que tener en cuenta que el entrenamiento de estos perros es continuo y desde el principio los ejercicios se preparan con un figurante que hace de víctima, que se aleja corriendo y se esconde o que ya está escondido, y el perro siempre va a recibir el premio de la persona escondida, jamás de las que están por el escombro.
De esta manera los perros saben que esas personas a las que está viendo no son las "víctimas", no son las que le van a entregar su premio.
El cuerpo humano despide ciertas 'vibraciones', cierta energía que los perros, aparte del olor, pueden detectar y 'saben' cual es la persona a la que tienen qué rescatar. La persona atrapada 'despide' ciertas emanaciones de peligro y los perros saben muy bien identificarlas.

También se coloca una persona escondida, tapada y encima de la tapa se sienta una persona, en actitud normal.
Un perro avanzado sabe que debe localizar un olor oculto, así que cuando llega a la zona, se puede ver cómo examina el olor, descarta a la persona que está sentada, la que normalmente ni la mira, y se centra en el olor que está debajo, ladrando sólo a ese punto.
Increíblemente, el perro alzaba el hocico, sin mirar siquiera, sólo trabajando su olfato para descartar todos los olores de los de arriba y cómo era capaz de determinar en sólo unos segundos que allí debajo había un olor que no "casaba" con los de arriba y que no era capaz de ver...

Hay perros acostumbrados a trabajar en escombros. Su juego y su premio se lo dan por buscar entre escombros y encontrar a la persona.
Ellos no buscan a una persona, buscan su premio, y lo mismo hacen en la búsqueda de explosivos.
En el caso de explosivos se les entrena con un juguete con forma de granada, caja, etc, por lo que cuando entra en acción, realmente “busca su juguete”.
El rastreo es cuando el perro olfatea el suelo o sus proximidades en busca de la pista odorífera que ha dejado alguien al pasar.

El venteo es cuando olfatea el aire en busca de las partículas odoríferas. En este caso sólo se utilizan perros de venteo especializados en la búsqueda del olor genérico humano como cualquier persona viva.
Y no es que busquen hacia abajo, hay ocasiones en las que las víctimas pueden estar por encima del perro, el perro ventea (olfatea el aire) en busca del cono de olor de una persona.
Si encuentra el cono del ayudante del guía, o de un familiar, una vez localizado y comprobado que la persona no es la víctima, el animal continúa la búsqueda.

Lo primero es que el perro busca una persona a la que no ve porque sabe que por esta persona su entrenador le va a entregar un premio.
El proceso de entrenamiento de los perros, comienza desde los tres o cuatro meses de edad, y continúa durante toda su vida de trabajo.
En todo el proceso, se realizan una serie de ejercicios simulados en los que una persona hace el papel de víctima y durante la realización de los ejercicios siempre hay gente en el escombro: El guía, auxiliar del guía y ayudantes para escombrar y desescombrar.
Jamás hay nadie tumbado, porque no es lógico que alguien esté tumbado mientras un perro busca. Y jamás recibe el premio de nadie que no sea la "víctima".

El perro asocia que ha de buscar a la persona a la que no ve. El único olor que no corresponde a ninguno de los que están por encima del escombro.
Al perro le llegan todos los olores, pero es capaz de clasificarlos y descubrir que hay un olor sin casar, además de 'percibir' la energía o emanaciones psíquicas de la víctima sepultada.
Lógicamente, después de tantos entrenamientos, los perros ya sólo al ver el escombro saben que las víctimas suelen estar dentro. El escombro se ha convertido en un condicionamiento más para motivar al perro.

En el caso de un escombro o casa en ruinas con pisos superiores, también sabe que la víctima puede andar por allí. Digamos que los perros también se van creando sus "tablas", ganan experiencia que les facilita el trabajo el día de mañana.
Para el perro es muy fácil diferenciar a una persona sepultada viva de una muerta, desde el momento en el que el olor es diferente.
Su reacción instintivamente es muy diferente ante los cadáveres que encuentra en su búsqueda entre escombros.

En lugar de ladrar, suelen retroceder un poco, la actitud corporal cambia completamente e incluso gimen.
Es lógico, hay un olor que es el de la persona, pero una vez comienza el proceso de descomposición aparecen olores nuevos.
Probablemente el perro se siente muy confundido, y no tenga claro lo que tiene que hacer.

Si la persona acaba de fallecer, no muestra cambios tan significativos como para que un perro no la señalice como viva. En ese caso no es un error, es una cuestión de olor.
Un perro es muy capaz de diferenciar el olor de una persona, de la que le han entregado una prenda a oler, del resto de las personas que encuentra por el camino hasta dar con la que busca.
¡Si es capaz de diferenciar eso, pues hay que ver de lo que es capaz de hacer!
Lo demás se lo deja a su psiquismo, el cual nunca le falla...


_________________
'No mires hacia atrás, o la Sombra Pegajosa te atrapará...'. (Alfred Hitchcock)

avatar
Mysterio
Guardian de Drarknillion
Guardian de Drarknillion

Cantidad de envíos : 234
Puntos : 1158
Reputación : 0
Fecha de inscripción : 22/04/2016
Edad : 27
Localización : Agazapado Entre las Sombras

Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Re: Psiquismo Animal

Mensaje por Contenido patrocinado


Contenido patrocinado


Volver arriba Ir abajo

Ver el tema anterior Ver el tema siguiente Volver arriba

- Temas similares

 
Permisos de este foro:
No puedes responder a temas en este foro.