Diario anónimo 2

Ver el tema anterior Ver el tema siguiente Ir abajo

Diario anónimo 2

Mensaje por Alarik el Jue Sep 01, 2016 12:14 am

En estos días intente escuchar alguna otra conversación para lograr entender a que viene tanto misterio. Desgraciadamente no tuve suerte...

Al contrario de los primeros indicios, saboree el sabor de una vida conocida, en la que todo se encaminaba tal como venia siempre, aparentemente sin nada que lo pudiera alterar con facilidad.
Simples quejas para tal o cual persona, diferentes opiniones sobre alguna actividad en la casa, o podemos encontrarnos con los mas ancianos discutiendo del clima demasiado fresco para tal época del año, intentando dilucidar mensajes desde las señales. Tales como "la inclinación en la trayectoria de las gotas de lluvia" al caer, o el "desprendimiento de las hojas de los árboles" hasta acomodarse en una posición especifica en el suelo o incluso mensajes ocultos tras los "movimientos de las estrellas". Pero notaba algo en el aire, mi ansiedad crecía al ver aquellas nubes enormes y espumosas en el cielo nocturno, deborándolo con sus vertiginosas formas demenciales.  

Quizás mis expectativas se encendieron nuevamente cuando las palabras de Margaret sonaron temblorosas por entre alguna ranura de la envejecida puerta.... "por qué aparecieron esas huellas y cenizas en la entrada del sótano?" comentaba angustiada a un conocido...
Luego de dos días descubrieron que fue producto de Dastly, el viejo alegre que parecía vivir en otro mundo. Él estuvo husmeando para dar con una bolsa y dejó aquellas huellas de las que se dispersaban pequeñas manchas de cenizas.

Aparentemente en el contenido de la bolsa había una planta de ciertas propiedades para la alquimia. Entonces pensé por un momento que mi cabeza quería encontrar más fantasmas donde no los había. No es que un enemigo peligroso ande suelto por la casa, o algún espíritu se haya rebelado y querido salir de su recipiente puesto en una gárgola del panteón. Por qué algo de eso ocurriría?, era un disparate.  
Quizás te parezca que estoy metiéndome en cosas que no me conciernen, o que me arriesgo más de la cuenta por causas injustificadas. Y probablemente en parte tendrías razón.
Así que quizás lo entiendas cuando lo captes desde mi perspectiva. Verás...
Después de unas pocas semanas de mi ingreso comencé a acostumbrarme al lugar, su organización, sus reglas, el típico proceso de adaptación. Porque... yo no hubiera podido asimilarlo todo tan rápido como para percibir "conspiraciones". Las situaciones eran nuevas, debía prestar atención a los movimientos habituales. Recién cuando uno comprende esos movimientos básicos puede descubrir, si se lo permite, otras cuestiones.

Es que hasta entonces yo era el "chico nuevo", no sabía los horarios para andar por los diferentes sectores, no encontraba nunca mi cuarto, todo aparentaba estar cambiando de lugar, y encima tenía pesadillas en las que aparecía ese extraño sirviente, Dregor, de un aspecto inquietante y con porte siniestro. Él me encontraba entre las sombras por las noches, mientras me escabullía en largos corredores, queriendo dar con la habitación del amo.
Esos sueños debieron haber sido por la percepción de algo sobrenatural en las cualidades de tan enigmático sujeto, su forma de hablar, sus palabras limitadas y sus tonos, o también sus gestos, sus penetrantes ojos como si allí se produjeran los eclipses, todo en él me alteraba.
Me producía pavor.
Fue después de adquirir algunos de los hábitos y estar "mas tranquilo" que... al fin pude notar esas pequeñas "dislocaciones" en el espacio, en las horas, y no preocuparme ya de las amenazas imaginativas que desafiaban mi vida en cada esquina como si un asesino estuviera esperando el momento justo para matarme.
Nada de aquí es tan normal, sé que lo entiendes, pero incluso fuera de la normalidad puede haber puntos inequívocamente desequilibrantes. Tal vez me este volviendo loco. Pero debo ameritar aquella capacidad para ver diferencias entre la fina linea de la locura gracias a este lugar. Dentro de todo esto que es descabellante se mantienen los propósitos, ideas, razones y sentidos. Aunque cuando uno roza el verdadero misterio lo reconoce. Tal si se lo hubiera sentido en otra vida. Y este era el caso.

No sabría explicarlo bien... algo en esos actos raros me daba a entender que estaba metido sin querer en el medio de un suceso enorme, sin siquiera saberlo.
El primer gran susto me lo tome cuando recibí una noticia del hospedante del cuarto 019, nunca supe su nombre. Al fin había dado con una pieza del enigma.
Él me dijo, no sin antes señalarlos con un pequeño gesto de cabeza que aquel pequeño grupo de personas juntadas en la entrada principal, tan llamativos, eran demasiado importantes en la casa. Su renombre provenía por herencia y resonaban con ecos a través de las paredes y desprendían elogios. Tras la salida de estos siempre se producían acontecimientos cruciales, mas aun si eran obligados a juntarse.
Preste suma atención a las próximas palabras del hospedante del cuarto 019.

Me dijo que ellos estaban apenados y terriblemente asustados. El motivo?  uno de los miembros más experimentados no regreso de su visita al bosque en la que contaba con su propia tropa de seguidores. Por lo que se entendía de la versión que circulaba, ellos iban a intentar documentar la vida de alguna bestia salvaje.
Luego agregó enfatizando que el desaparecido era el mejor mago de la casa. Prosiguiendo me susurro... "entiendes que no estamos a salvo no?"

Alarik
Iniciado
Iniciado

Cantidad de envíos : 3
Puntos : 459
Reputación : 0
Fecha de inscripción : 24/08/2016

Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Ver el tema anterior Ver el tema siguiente Volver arriba

- Temas similares

 
Permisos de este foro:
No puedes responder a temas en este foro.