¡LA ASOMBROSA ORIENTACIÓN DE LAS PALOMAS MENSAJERAS!

Ver el tema anterior Ver el tema siguiente Ir abajo

¡LA ASOMBROSA ORIENTACIÓN DE LAS PALOMAS MENSAJERAS!

Mensaje por Mysterio el Miér Abr 27, 2016 3:22 pm

¡LA ASOMBROSA ORIENTACIÓN DE LAS PALOMAS MENSAJERAS!

Desde tiempos remotos, las palomas han servido al hombre para enviar mensajes, correos y objetos pequeños de un lugar a otro.
El arte de amaestrar palomas para realizar esas tareas se ha perfeccionado, al grado que en Inglaterra y en toda Europa del Norte existen incluso asociaciones de criadores y entrenadores de éstas aves.
Su instinto de orientación es asombroso. Es por ello que las palomas mensajeras siguen realizando valiosos servicios al hombre, especialmente en tiempos de desastre y de guerra.
Es común ver en las películas o en los documentales, una paloma con un diminuto pergamino enrollado en una de sus patas y que, al soltarla su propietario, desaparece a través de la ventana hacia una dirección concreta.
Lo hace rápidamente, pues las palomas mensajeras vuelan con gran agilidad, demostrando que son grandes conocedoras del camino.
Pueden llegar a alcanzar los mil metros de altura, e incluso mucho más para evitar corrientes de aire bajas y traicioneras.
En un día son capaces de recorrer hasta ochocientos kilómetros simplemente con el claro objetivo de cumplir su misión.
Lo que distingue a esta ave de los demás animales es sobre todo su peculiar e insólito instinto de orientación.
Una vez adaptada a un palomar, conociendo bien su entorno, si su dueño se la lleva lejos de ése lugar, ya sea a unos cuantos cientos de metros o a varios kilómetros, sabe cómo regresar al ser dejada en libertad.
Muchas teorías se han expuesto al respecto de su gran capacidad para encontrar el rumbo, pero la paloma sigue desconcertando a propios y extraños.
Llueva, truene o relampaguee, casi siempre llega a su destino.
La paloma mensajera tiene muy desarrollado su reloj biológico acorde con la latitud en la que se cría, o sea que conoce la intensidad de la luz que hay en su entorno.
Por lo que el ave tiene sus ritmos vitales adaptados a la intensidad y la duración de la luz del lugar donde vive, para cualquier época del año.
Así, si es soltada al norte de su palomar, encontrará que hay demasiada luz para ese preciso momento, por lo que tenderá a volar en la dirección que la aleja del Sol.
Y si siente que hay poca luz, volará hacia donde se vea cerca del Sol.
Lo mismo sucede si se suelta al sur, al oeste o al este, tomando en esos casos el camino más adecuado para que su reloj biológico se corresponda con la luz.
Este instinto de orientación basado en compensar el desplazamiento aparente del Sol respecto a la hora y la latitud, se denomina “Menotaxia”.
Sin embargo, esta facultad sólo le sirve para acercarla al punto de destino.
Para llegar al palomar en su tramo final, emplea otro sentido de orientación, mucho más evidente, basado en el reconocimiento previo de puntos fijos que haya en varias direcciones, como los edificios, árboles, jardines, etcétera.
Como el lector, cuando va a cierto lugar y se guía porque en una esquina hay una tlapalería, y en la otra hay un supermercado, en fin.
Esta capacidad de orientación es llamada “Farotaxia”.
Pero si el cielo está lleno de nubes, la paloma queda algo desorientada.
A pesar de todo, su instinto puede muy bien ayudarla a continuar su camino al ver la intensidad y la dirección de la luz por entre las nubes.
Si ya está orientada, puede continuar en la misma dirección hasta aproximarse a lugares más conocidos que le permitan usar el reconocimiento de lugares.
En un último caso, opta por detenerse sobre lugares protegidos hasta que el cielo quede ya despejado, o para refugiarse de una tormenta.
Pero de todos modos siempre llega a su destino.
Además, se ha descubierto que en el cerebro de las palomas existe una pequeña “vejiga” del tamaño de una gota, que está lleno de un líquido que, como los niveles de los albañiles le sirve para calcular el equilibrio de las cosas y es como el sistema que tenemos en los oídos para estar siempre equilibrados.
Pero tiene la diferencia que mide la intensidad de luz de alguna manera, que los científicos llaman “Análisis de Fotones”, pero que en palabras sencillas, le “hace ver” al ave el camino correcto, como si tuviera una brújula.
Se han dado casos de ejemplares que han volado de un país a otro y han encontrado su destino.
Es cierto que muchos ejemplares no llegan nunca a su destino pero es debido a su inexperiencia para ubicar un lugar, por ser nuevas en el rumbo, por ser muy jóvenes, o por caer en las garras de algún depredador…

_________________
'No mires hacia atrás, o la Sombra Pegajosa te atrapará...'. (Alfred Hitchcock)

avatar
Mysterio
Guardian de Drarknillion
Guardian de Drarknillion

Cantidad de envíos : 234
Puntos : 1041
Reputación : 0
Fecha de inscripción : 22/04/2016
Edad : 26
Localización : Agazapado Entre las Sombras

Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Ver el tema anterior Ver el tema siguiente Volver arriba

- Temas similares

 
Permisos de este foro:
No puedes responder a temas en este foro.